sábado, 1 de noviembre de 2008

Poema de Selena Barea Iñiguez


Miguel

Miguel ha sido un hombre fantástico,
padre, abuelo, marido, suegro y luchador.
Mi yayo ahora es un caballo salvaje,
mejor dicho, un espíritu libre.
Igual a él, han salido diez magníficos niños.
Estela, Juani, MªGracia, Miguel, Amparo,
Javi, Caty, José Andrés, Begoña
y el último niño que él no quería tener,
pero lo tuvieron.
Gracias a él, porque quería
que hubiese alguien cuidándonos desde aquí;
Nacho, el potro salvaje.

Por eso quiero dar las gracias a mi yayo Miguel
por darme a mis tíos y tías
por irse al cielo como un luchador por nuestras vidas.
Y también quiero dar gracias a mi tío Miguel
porque él ha sido
el que me a llevado al camino de la escritura.


****

1-11-2008



2 comentarios:

FANNY JEM WONG dijo...

En tu vida Muiguel ,
en la mía Victor
Grato Leerte
Besos
Fanny Jem Wong

Miguel Iñiguez dijo...

Resulto de la celebración de todos los santos en la tumba de nuestro padre, tíos y sobrinos,todos los años.
Gracias Fanny
Un abrazo!