miércoles, 29 de abril de 2009

El amor, la decepción y…








El me vio, el me escuchó

mirar al cielo y decir te quiero

se acercó y me preguntó
y una sonrisa apareció

un silencio me conmovió y
mi corazón se despertó

le miré y me reí
me miró y se echó a reír
tiene unos ojos acaramelados
unos labios abrillantados

pero siempre hay un pero
me decepcionó cuando
una mujer apareció

la cogió, la besó
le miré y me enojé
me miró, se avergonzó
les miré y empecé a correr

alguien me cogió y un beso me dio
sus alas blancas abrió
y conmigo voló

cerré y abrí los ojos
y una lucecita apareció
que desde el cielo me dijo adiós

le seguí y me di cuenta que era Dios



Selena Barea


4 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Un poema lleno de encanto, sencillez y sorpresa.
una delicia leerlo.

Besos

Miguel Iñiguez dijo...

Es de agradecer tu visita a esta casa, siempre bienvenida, en este recorrido que nos brinda ahora Selena. Descubrimos su afianzamiento y su adhesión a la escritura. Algo me dice de un implante que creo no abandonará.

Un abrazo grande

Caty dijo...

Q bonito poema Selena, y cuanta verdad plasmas en el.
Me encanta que estes en este mundo poetico. Besitos guapa, venga ahora a por el cuarto poema. Chao linda princesa

Miguel Iñiguez dijo...

Ánimo y estímulo para vosotras dos. Para Selena que recoge a su modo su natural pulcritud, esporádica. Y para ti Caty, nos envuelve tu presencia, sensible, asistencial dialogo, de apuesta cuando invitan los Ríos a esos saltos.

Nueva apuesta de Selena que ofrece a sus tíos,
para mí, que también me remonto a otra nueva credulidad.

Un besote