lunes, 7 de diciembre de 2009

Un poema sin título de Viktor Gómez


.

.

.

La luz calla.
Parece que habrá buena cosecha.
.
Miguel Ángel Curiel

.

.l

(Intempestivas conversaciones nocturnas en Jerez)

.

.

.

.

Un violín roto, decía León Felipe.

Un caballo azul, George Trakl.

Un extraño animal, invocaba Blanca Varela.

Yo no sé,

en estas aguas transparentes,

en esta ausencia de barro,

cómo no beber

el veneno de su claridad sin

morir al bien

que se quedó jugando,

que se queda embarrando

−como mi infancia en su quicio –

una orilla de asnos insomnes.

Porque hay aguas limpias

que son mortales

pero ningún niño se murió

jugando en la orilla barrosa.

Yo no sé como explicarlo.


.

.

Víktor Gómez

De Perfeccione lo inútil a lo inútil
(poemario inconcluso)

6 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Sí, la inocencia está a veces llena de barro y la perfidia cabalga de guante blanco en los despachos más relucientes de las macrociudades del mundo.

Un poema para reflexionar sobre nuestro mundo, lleno de hipocresía y de contrastes, Víktor.

Te dejo una abrazo
Ana

Miguel Iñiguez dijo...

Caramba Víctor, has logrado un pulcro traspié del pensamiento, reflexión humilde, socavada como porfiada matriz que estampa al hombre que conmuta su infancia, desde allí lo modela. Es ganancia cuando como niño allí se esconde, todo se invierte en el poema con pie de barro:

Yo mismo quedo jugando,
ya, amanecido
en los crujidos que escucho
y son míos


Un abrazo

Viktor Gómez dijo...

Ana:

Y otro abrazo grande para ti. Este poemita surgió efrctivamente hace dos veranos. Primero en una velada que propicio una enigmática y hermosa conversación, que sin pretenderlo en un momento se centró sobre el que es la poesía y en la que de manera interrogativa, dubitativa y exploratoria fueron abordando Miguel Ángel Curiel y Antonio Méndez Rubio, principalmente. Un mes y medio después, en casa de la ínclita Ana Mª Espinosa, en Jerez, en una noctivaga conversación con ella, Carlos Herrera,Juani y Julio Obeso sobre cómo intentar ir hacia la creación poética surgieron dudas e intenciones, posibilidades e imposibilidad. Esto maceró y en el inconsciente se fue fraguando lo que devino en este textito.

Por lo demás, gratitud y alegría, por compartir este escribir con vosotros.

Un beset

Víktor

Viktor Gómez dijo...

Miguel:

Comentarios a la estatura del poema. Eres un excelente lector. Y es un gustazo recibir las impresiones que Ana Muela o tú transcribis.

Espero esta semana que viene poder verte.

Un abrazo grande,

Víktor

Ana Muela Sopeña dijo...

Hola, amigo poeta:
Regreso a este poema y me lo llevo a Oaza de cuvinte dejándoselo antes a Andrei Langa para que lo traduzca al rumano.

Abrazos, Víktor
Ana

COLECTIVO POETAS dijo...

Gracias, Ana, po
r rescatar este poema y darle vuelo. Un beset,