jueves, 28 de enero de 2010

UN POEMA INÉDITO DE VIKTOR GOMEZ

-
-
-
-

la poesía se ríe de la demasiada
cantidad de juego acumulado
con palabras, no con ella
-
Eduardo Milan, Evacuación del sentido
-
-
-
estábamos en la cercanía
carcasas llenas de luz
súbitas
subieron
por encima de los tejados
-
-
dijiste es la hora de mirar adentro
y con la flor en la mano
rodeaste mi sombra y ya no perdí
peso.
-
y ya no perdí peso, prensar al desconcierto
la ígnea ropa del querer,
tendida la ropa de diario,
espolsada la suciedad y el miedo,
tú,
acorde que acordes mueve
susurrabas
el cantar de las ninguneadas ninfas de Judea
mientras los amontonados huesos
se iban hundiendo en el barro
-
tú eres así,
me traes de aquí a ellos, me enfrentas al olvido
y sanas la pus
con un bálsamo de ira y calma
-
el cielo está en su fiesta de fuegos y luces
son de paz
aunque me reste en la piel erizada
una memoria doliente de bombardeos
-
tráeme tu dolor, erizo, deja las púas quebradas
en mi mano
te doy mi boca escupiendo púas sin filo
y qué ardua y qué amable
vendas cada palabra mancillada
-
es
un escaparate
donde los villanos son duques de la utopía,
siervos de los ciegos y las gacelas
-
no tuve hijos, todos sois la no extranjera vida nuestra
se apaga
el cielo ya queda entre humo y oscura madrugada
-
ríen abajo los minero y arriba ríen los cristaleros y las buhardillas
emanan humo y risas
-
.
¿quebradas sílabas, que balbucir casi ni puedo...?
esta confusión se ahoga con un beso
tu-yo
-
es posible otra poesía, a ver si sabes como la encontramos...
-
-
-

Víktor Gómez
(Perfeccione lo inútil a lo inútil, enero 2010)

12 comentarios:

Mar Benegas dijo...

tu-yo, mi-yo, yo-mi-tu,

soyos o tumos, mis tus y tus yoes?

es abisal este poema, abisal por que es continente y contenido de tantas cosas, que da vértigo...

besos...

Ana Muela Sopeña dijo...

Intenso y profundo tu poema, Víktor. Y es que la poesía es la posibilidad no sólo de la palabra sino del mundo y de la emoción. De la idea y del concepto. El mundo se compone de palabras y la poesía son palabras y emociones.

Un poema que nos permite reflexionar sobre la necesidad de sanarnos interiormente y empezar a caminar de un modo más libre.

Te dejo un abrazo
Ana

Viktor Gómez dijo...

Mar:

Anoche leí el poema en el Kaf Café. Desde que brotó inmanencia y verdad en lo irresumible se me hicieron como otra música, balbucida apresuradamente en el chasquido de una escritura semi-automática. Y al menos rota la vasija, el agua aún cristalina que emana me dispersa y reune a la vez contigo, conmigo, con los conflictos que a diario nos tensan y nos lanzan del querer al ser, del ser al convivir, del sufrir al herir, del temor a la espectativa y de ésta a la extrañeza de una esperanza sin victorias, una esperanza viviéndose en lucha, no en conquistas, en resistencia, no en impostura, no en imposición, quizá en la disposición de quien ecribió al dictado de lo otro y de vos-otros.

Tu lectura me reconcilia con la poesía, Mar. No sabes cuanto te agradezco tu lectura y complicidad.

Un beset,

Víktor

Viktor Gómez dijo...

Ana:

A mi me gusta publicar mis poemas en este blog por la cercanía de tus ojos o los de Miguel. Y porque se ensancha la palabra y es habitable y dialógica y sabe a vino fresco en la mesa de los hermanos y guarda ese abrazo extranjero del que recibe al huésped con humildad y generosa disposición.

Suma a estas torpes palabras lo que arriba comparto con Mar y ten paciencia conmigo, como yo soy agradecido en tu siempre amable y lúcida cordialidad.


Un beset,

Víktor

Alicia Martínez/Isaac Alonso dijo...

Querido Viktor: Sabes ya de mi complicidad con este poema y su proceso, su nacimiento y ebullición hasta el punto exacto de cocción. sabes también que me siento yo-tú y que es propiciar esa otra poesía, ese otro mundo inquebrantable y preciso el que nos guía cada mañana cuando rompemos el ayuno de la muerte intensa. Me gsutan tus improntas, deja de escribir poemas. Tu Ali

Miguel Iñiguez dijo...

Las cartas nos son ofrecidas, interpelados de poema en poema. Creo que, tirando del hilo de cada uno. Somos hallados, desprovistos, solamente de alforjas construidas ipso facto. Escasamente, apenas, se desprende ese balbucear.

Cuánto solemne lo somos para la poesía, Víctor,
nos descubre otro tiempo para enraizarnos.

Un abrazo

Mar Benegas dijo...

te-me reconcilia por que sabemos que sí, que sí es posible otra poesía y la única salida será llorarla:
como llora la ropa tendida, el amante en plena batalla, el tu-yo verso, el diccionario exuberante de las estaciones, la inquietante complicidad del verdugo con el cadalso... así habremos de llorarla para saber que existe.

besos más.

Viktor Gómez dijo...

Ali:

aliento, respiración, impronta, a esa mezcla, en esos fogones cocemos la palabra y el vivir.

y en la mesa de los cómplices e insurrectos compartimos, bien lo sabes, un siempre inconcluso proyecto de ser, una memoria y la esperanza no sin riesgo.

Tu lectura es claramente importante por lo que mencionabas.

Por ahí, también, sin lo previsible, hacemos casa en la intemperie.

Un beset,

Vik

Viktor Gómez dijo...

Querido Miguel:

Si eso es un texto como éste, correpondencia entre pares, camino que une, bendita sea la hora.

Ojalá ese alcance ganen tu lectura y salto.

Un abrazote,

Víktor

Viktor Gómez dijo...

Mar:

pues seguiremos en este ejercicio, de ira llorando y llorando iremos,
palabra por puente, verso por abrazo, del tú al tú, querida poeta,
desnombrando las felonías del sátrapa y despresentandonos de los fusiles y las cárceles.

Un beset

Vik

Ana Muela Sopeña dijo...

Leo de nuevo este poema y a mis ojos parece un poema que jamás leí. Así es la poesía: caleidoscópica. Hoy la percibimos de un modo y mañana de otro.

Intensidad en tus versos, Víktor.

Gracias por estar ahí
Un beso de septiembre
aNA

Viktor Gómez dijo...

Ana:

Tu amable complicidad y lectura está en los vínculos y se hace arena, no orilla, en estos días,

gracias por volver sobre este fragmento de Perfeccione lo inútil a lo inútil,

un beset,

Vik