martes, 3 de enero de 2012

DESNOTICIAR LO ABIERTO, de Víktor Gómez


.
.
Crisis económica y aumento de los suicidios

.

.



.
A la intemperie,  importa poco que sea de día o de noche / porque los aullidos ya están en tu interior / y nadie te susurra como escudo un simple " no tengas miedo".


J. Jorge Sánchez, del poema LEVIATAN Thomas Hobbes, 
incluido en el libro Filosofía de la minucia (Bartbely Editores, 2011) 


.
.
.
Ventana abierta 
frente al edificio semiconstruido


no llueve 
los charcos y los huesos molidos 


lunes semivacío


inauguran lo inconfesable 
informes 

pronto se archiva 
no asegurado el CIF 


bajo el asfalto 
esa huella
ninguno pisará 


excluido -vida y trasunto- 
de mañana


ni pensión ni aleluya
los simulacros fulgen
tinta negra, tinta negra


 

Viktor Gomez, 

"Desnoticiar lo abierto, I, 2012" perteneciente al libro inédito, work in progress "Conversación y disenso"
.
.
.
.
.

.
.
.
Las consecuencias que está teniendo la crisis y concretamente el desempleo en la salud han sido tratadas en más de una ocasión en diversos artículos en la prensa y en revistas más especializadas. Más específicamente se ha tratado de los efectos negativos del desempleo en la salud mental, de lo que cada vez hay más abundancia de indicadores: aumento de visitas médicas relacionadas con problemas de ansiedad, elevados casos de depresión, aumento del alcoholismo y otras drogodependencias, incremento de casos de violencia, aumento de consumo de medicamentos antidepresivos y ansiolíticos, etc. Existe una relación muy directa entre las crisis económicas, el desempleo y el empeoramiento de la salud mental. Un dato: el promedio de personas con problemas psicológicos entre los desempleados es de un 34%; en cambio entre las personas con empleo es del 16%. Otra constatación es que cuanto mayor es la duración del período de desempleo son mayores las consecuencias negativas sobre la salud mental.

Sergi Raventós
.
.
.
.

6 comentarios:

Leticia dijo...

Viktor, es agobiante que la estadística arroje resultados como el que nos ofreces.
Seguro que en los países latinoamericanos se han realizado estudios parecidos. Sería interesante conocerlos, pues no creo que la pobreza o el desempleo sea el único motivo para el suicidio abiertamente. No sé, sólo es mi opinión desde la barrera.
Pienso que hay algo más detrás de un sucidio, casi masivo como el que se plantea, quizá el dinero sea la gota que rebase el vaso, o la falta de empleo pero hay más ... estoy segura.
Otro detalle, cuando ha sucedido que una economía quiebra, el suicidio de magnates se acrecienta.
Dinero = vida ¿Será porque todo lo que hacemos cuesta?
¡Hasta morirse!
Beso Vik. Con mis mejores deseos porque la vida te siga ofreciendo como hasta hoy, lo mejor de ella.

COLECTIVO POETAS dijo...

Leticia, es difícil soportar la existencia cuando ves, como en tiempos de crisis, que tus posibilidades de sobrevivir en dignidad y mantener a los tuyos a salvo de la quema se esfuman, o cuando pierdes la identidad al ser exiliado o encarcelado o arruinado. Tema candente, ¿verdad?

Lo nuestro es resistir y sumar, junto a otros, vínculos y esperanzas. No desfallecer ante las injusticias y daños. Actuar de la manera mejor que se pueda, colectivamente, individualmente.

Un beset, amiga.

Vik

Leticia dijo...

Vik, es un privilegio el poder resistir y creo que es algo inherente al nacer, nos acompaña, no sólo la falta de dinero provoca el deseo de desaparecer y no poder enfrentar una realidad injusta.El dolor físico, el desamor,abandono,la injusticia, el perder la libertad sin causa, la muerte de un hijo... en fin podríamos estar todos con ganas de suicidarnos por lo terrible que es vivir. Pero... ojalá y como dices sigamos con la esperanza de que suceda en cada caso lo mejor.Sabemos que la economía en manos de depredadores del hombre, siempre será un sino atróz en las culturas donde la riqueza de cualquier índole, pueda ser gobernada.Un placer leerte.
Beso y mi afecto de siempre Vik.

Ana Muela Sopeña dijo...

Interesante poema testimonio, para reflexionar.

Creo que cuando una persona no ve salidas a su situación puede pensar en el suicidio. Si una persona tiene problemas, pero sí ve salidas (más tarde o más temprano) entonces no abraza la idea ni la realidad del suicidio.

La crisis económica es algo que afecta a los individuos y a las colectividades, pero detrás de un suicidio suele haber muchos más problemas que los de dinero. Muchas veces hay soledad, desamor, desintegración familiar, desintegración social, marginación...

Yo creo que las causas que llevan a un persona a suicidarse suelen ser múltiples y el análisis e la situación no debería ser lineal sino sistémico. Por supuesto si no hay dinero puede desintegrarse una relación de pareja y también la salud. Por ello la falta de trabajo acarrea falta de dinero, la falta de dinero trae falta de amor y de relaciones y la falta de relaciones conlleva soledad y más tarde deterioro de la salud mental. A veces son como eslabones de una cadena que se van soltando uno a uno hasta que la existencia entera es un caos...

Un beso
Ana

Leticia dijo...

Simplemente me parece que la pobreza en la que puedes caer, es la pobreza del espíritu. Grandes genios han podido ser creativos a pesar de la falta de dinero, salud y amor entre otras cosas, En fin Es mi punto de vista, no es sólo la caída y pérdida de un estatus, va más allá. No cualquiera se suicida y sale por la puerta falsa y deja los problemas atrás.
Quizá el que conoce la riqueza y se queda pobre, es el que decida suicidarse por ello, no será capáz de soportar un cambio de vida.Honor y fuerza ante todo.

Ana Muela Sopeña dijo...

La fuerza de la vida está por encima de cualquier dificultad, Leticia, sí, tienes razón.

A veces, contra viento y marea la vida llama a la vida, a la superación, al esfuerzo por mejorar...

El suicidio parece una puerta falsa. Lo que sí es cierto es que las sociedades que aprietan demasiado a la gente de a pie favorecen las puertas falsas...

Besos
Ana