miércoles, 29 de julio de 2009

DESDE LA VENTANA

.

.

.


Miro el cristal
reflejándonos:
.
insiste la sombra
en separarte
.
vuelvo el rostro
a la puerta azul
.
miras el ventanal
sin verme: aun estoy

.
sábana marfil cae
en la sala desamueblada
.
ni blancura ni crepúsculo:
tu tacto sobre nadie
.
ese nacer el deseo
cuando ya nada es posible

.
la vez otra vez del sí
duda en la carne, pierde
.
la luz en luz por acá
realza la noche sin siluetas
.
esa fría estancia
acantilado del habla
.
mujer escalofrío don
hilo afán retorno del no

.
.
.
.
Víktor Gómez, inédito para sortear la blancura de los márgenes, ejercicio insuficiente de escritura para aquietar un imposible, ruina de traducción, desliz de tinta, garabato, trastada, emancipación de la torpeza sobre la utilidad. salto.

4 comentarios:

Miguel Iñiguez dijo...

Siempre fuimos nos anteponen,
venidos, aún dirimiendo toda sospecha, toda sospecha es queriendo, amando sin haber visto.
Y haber visto no pudiendo.
Si el alma cayera tan solo una vez
Si pudiera beber el agua ázima ahora no me importaría.
Qué será querer bajo sospecha, sospecha de muros contra muros o de ventanas golpeando ventanas.

Querría caer solo una vez

Cómo saber que los planetas dispusieron su arquitectura

Gracias Víktor

Viktor Gómez dijo...

un diálogo sólo poesía
una palabra para estrenar
entre dos mundos la posibilidad
como si pudiesen lo no dicho
y lo por decir allanar un camino,
reencontrarse en la abeja y el río.

gracias a tí, compañero

Tu Víktor

Ana Muela Sopeña dijo...

Víktor:
Un momento cumbre atrapado en tu poema. Un momento entre la realidad y el sueño que se vislumbra en estos versos plenos de vida. Un hilo que te conecta con el presente y con toda la historia.

Un besote
Ana

Viktor Gómez dijo...

Querida Ana:

poco sé de lo que escribí, impronta poética que no pensamiento.

con vuestras lecturas, Miguel y tú entrais en un diálogo irrenunciable hacia lo otro, desde otras palabras y las palabras del textito que dejé.

creo que puede en cada lector un paisaje y un cruce de miradas distinto. ¡ojalá!.

yo lo escribí como un flujo musical. no sabría decirte más.

eso si, gracias por tan generosa lectura, por una aproximación tan sensible.

¿nos veremos pronto?

un beset,

tu víktor