jueves, 24 de junio de 2010

CRISTALES DE SOLEDAD - Ana Muela Sopeña



A Dolors Alberola, con motivo de su poema "Salir a la amplia calle"
*
.....Encontramos la luz en las ventanas y la niebla escondida en edificios llenos de teatro. La ciudad es el nido de la angustia de todos nuestros sueños. Caminamos a oscuras, sin un rumbo, sabiendo que el mañana es sólo arena. Los parados no saben de futuro, las mujeres en vuelo perseguimos caballos que no existen y los hombres bucean sobre los entresijos de la herida.
.....La vida se amalgama con la muerte y el tiempo pasa lánguido sin pedirnos permiso. El espacio se jacta de ser pérfido, mientras las horas van como un cohete, superponiendo el mundo sin sentido sobre códigos binarios, donde el hielo es la muestra del instante.
.....El poeta conoce el caos saltando en hilos del deseo. También busca la historia plagada de visiones en una gota de agua, una sonrisa extraña o un roce de la piel extinguido en cristales de soledad sin nombre.
*
*
Ana Muela Sopeña

4 comentarios:

Miguel Iñiguez dijo...

Ana me alegra tu aportación, ahora para mi oportuna.
En uno de mis poemas tildé de pasillos de sobreabundancia en la capacidad del ser humano de transferir todo abatimiento en nuestra pugna con el deseo, y si ha de ser un deseo en su capacidad de pronunciar lo verdadero, recorriendo el poema, intrincado, desgarrado, que anuda heridas tratando de alcanzar esa otra piel.

El título invoca perfectamente ese anhelo de superación.

Intentaré hacerme con el poema de Dolors Alberola

Un besote grande

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Miguel, por pasar y dejarme tu opinión sobre el poema.

Ya te paso el poema de Dolor a tu mail.

Un beso grande, amigo poeta
Ana

Rossana dijo...

Poesía que genera, POESIA
y heme aqui, lector, elevandome en alas de tu poesía, donde la palabra ocupa sus espacios, elevándose.
Me gusta leerte Ana

Un beso

Rossana

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Rossana, por pasar por este poema que escribí a Dolors.

Un beso grande
Ana