domingo, 11 de julio de 2010

Un poema INEDITO de la plaquette POBREZA, 2010




-
-
-
-
-
-
A Mario Borras

.
.
.
.
NO PUDE ESCRIBIR un verso
desde el hambre ajena
desierto apozado en la boca
del estómago -en una barrancada-
mi hambre no es pobreza
una palabra salada y fría
salda ¿qué deuda o plazo
en qué banco -o banco de niebla-
de mendigos que no conversan?


.

.
.
Víktor Gómez
(De "Pobreza", 2010)

2 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Fabuloso poema que permite reflexionar. El hambre más potente es siempre el hambre de afecto, pertenencia, aceptación. Después viene el hambre de comida. Me ha gustado mucho.

Un beso grande, Víktor
La palabra es siempre un arma que nos permite tomar conciencia...
Ana

Viktor Gómez dijo...

Ana:
gracias por tus calurosas y amables palabras.

¿Qué tal va todo?

Espero que bien, aunque las dificultades nos obliguen a ser prudentes.


Un beset

tu Víktorfra