domingo, 5 de mayo de 2013

Raúl Zurita en la Librería Primado 2013











Encuentro que tuvo lugar en la LIBRERÍA PRIMADO en Valencia el 3 de Mayo de 2013



Ay amor, quebrados caímos y en la caída
lloré mirándote. Fue golpe tras golpe, pero
los últimos ya no eran necesarios.
Apenas un poco nos arrastramos entre los
cuerpos derrumbados para quedar juntos,
para quedar uno al lado del otro. No es duro
ni la soledad. Nada ha sucedido y mi sueño
se levanta y cae como siempre. Como los
días. Como la noche. Todo mi amor está aquí
y se ha quedado:


— Pegado a las rocas al mar y a las montañas.
— Pegado, pegado a las rocas al mar y a las montañas.
— Recorrí muchas partes.
— Mis amigos sollozaban dentro de los viejos galpones de concreto.
— Los muchachos aullaban.
— Vamos, hemos llegado donde nos decían —le grité a mi lindo chico.
— Goteando de la cara me acompañaban los Sres.
— Pero a nadie encontré para decirles "buenos días", sólo unos brujos con
— máuser ordenándome una bien sangrienta.
— Yo dije —están locos, ellos dijeron —no lo creas.
— Sólo las cruces se veían y los dos viejos galpones cubiertos de algo.
— De un bayonetazo me cercenaron el hombro y sentí mi brazo al caer al
— pasto.
— Y luego con él golpearon a mis amigos.
— Siguieron y siguieron pero cuando les empezaron a dar a mis padres
— corrí al urinario a vomitar.
— Inmensas praderas se formaban en cada una de las arcadas, las nubes
— rompiendo el cielo y los cerros acercándose.
— Cómo te llamas y qué haces me preguntaron.
— Mira tiene un buen cul. Cómo te llamas buen culo bastarda chica, me
— preguntaron.
— Pero mi amor ha quedado pegado en las rocas, el mar y las montañas.
— Pero mi amor te digo, ha quedado adherido en las rocas, el mar
— y las montañas.
— Ellas no conocen los malditos galpones de concreto.
— Ellas son. Yo vengo con mis amigos sollozando.
— Yo vengo de muchos lugares.
(...)


Raúl Zurita (Santiago, Chile, 1950)
De Canto a su amor desaparecido
(Santiago, Editorial Universitaria, 1985)



Raúl Zurita (Santiago, 1950). Entre sus libros se cuenta Purgatorio (primera edición 1979, segunda edición Ediciones Universidad Diego Portales, 2009), Canto a su amor desaparecido (1985), La vida nueva (1994), Los países muertos (2006). Ocupó el cielo de Nueva York (1982) y el desierto de Atacama (1992) como escenario para trazar importantes poemas. Ha recibido la beca Guggenheim (1984) y DAAD de Alemania (2002) y, entre otros, los premios Pablo Neruda (1988), premio Nacional de Literatura de Chile (2000) y José Lezama Lima (Cuba, 2006). Su obra ha sido traducida a varios idiomas.


8 comentarios:

Leticia dijo...

Que recobrarse tan difícil y al tiempo sublime, ...quedar adherido a la montaña, al mar, a las rocas...Estar en la naturaleza a partir del amor perdido, cuya ausencia hace brotar de lo íntimo esta prosa lapidaria.
Un placer conocer a este brillante poeta chileno. Gracias Miguel, te abrazo.

Miguel Iñiguez dijo...

Leticia, me conmueve tu comentario porque así es como yo lo sentí en aquel encuentro. Es imposible no quedar afectado cuando haces balance de tu propia historia, junto a esa otra parte (vivida también), de conformados pueblos, conformados parches de la historia que nos ha educado.

Un abrazo grande

VIKTOR GOMEZ FERRER dijo...

querida Leticia, chapeau! No se puede añadir nada a tu comentario.

Hay libros y material abundante sobre Zurita, al que han nominado para el Premio Internacional Reina Sofia, si no me equivoco, en estos días atrás. Independientemente de que se lo den, o El Cervantes, que también lo tiene a tiro, Miguel ya lo ha comentado, es un poeta, un ser humano, excepcional.

Un beset

VIKTOR GOMEZ FERRER dijo...

Miguel, querido, qué maravilla, qué suerte que pudieras grabar esa tarde del 3 de julio de 2013. Y que alegría compartirla contigo. Zurita somos todos, todos estamos frente a los acantilados, todos en el vértigo de la vida y la muerte, del daño y la supervivencia. Salud, compa!

Miguel Iñiguez dijo...

Suerte para mi, Víctor, cuando me quise dar cuenta estaba ya por la noche editándolo y me parece genial que así sea, desde que os conozco en Primado cada encuentro va suponiendo al menos para mi mayor tiempo de sentido, como en alguna ocasión os he pronunciado a Ana y a ti respecto de este ir y venir, desentenderse, volver, qué hacer con esto de la poesía.

¡ojalá! Ese merecido reconocimiento

Un abrazo

VIKTOR GOMEZ FERRER dijo...

Abrazón, Miguel,

Tu Vik

Ana Muela Sopeña dijo...

Fantástico poema de Raúl Zurita que nos pone contra las cuerdas del misterio. Es que la ausencia del amado nos obliga a vivir a tumba abierta la existencia, la soledad, el misterio, la naturaleza.

Interesantísima filmación, Miguel.

Qué buena idea has tenido.

Un escritor y poeta brillante Raúl Zurita. Un gustazo poder disfrutar aquí, en esta estación de acacias su palabra.

Un placer también constatar que eres además de poeta y fotógrafo, Miguel, un buen realizador de vídeos.

Besos y enhorabuena
Ana

Miguel Iñiguez dijo...

Ana, sabes que tus palabras son siempre un gran estímulo para mí. Haciendo retrospectiva de todo esto desde mi inicio en la poesía, desde convertir el final de un diario en mis primeros versos, pasando por foros, conoceros a vosotros con este blog, hasta llegar a esa mañana de 3 de mayo, fue un flash que me vino y una ilusión, fuimos incorporando la grabación; Habría de encontrarme luego a Raúl Zurita, sin más, con ese demoledor calor que desprende y con la que irradió aquella sala esa tarde. Una expresión que has calcado con tu comentario “…vivir a tumba abierta la existencia” y otra que yo recojo ahora que es desde lo creativo; Una idea al servicio de una idea para el hombre; Desde lo artístico una apuesta por grabar una sed de justicia.

Gracias, Ana, por tu lectura, participación que amplía este encuentro desde estación de acacias.

Un abrazo grande grande