miércoles, 2 de septiembre de 2009

VENENO



.

.


suave oscuridad

terciopelo y caoba
.
adentro cálido
.
los ojos se van blancos
por la noche sin puertas

.
.

4 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Un breve muy sugerente, Víktor. Es tan polisémico que me vienen a la mente varias posibilidades.

Un abrazo desde la poesía
Ana

Viktor Gómez dijo...

Si, Ana, esa(s) relectura(s) que llevan a varias posbibles intuiciones de sentido es lo que convierte al lector en un poeta que reescribe el texto, lo hace suyo y en el mejor de los casos lleva a las multiplicidades y a la(s) translación(es).

Me alegra tu óptica.

Un beset

Víktor

P.D.: ¿podrías compartir alguna de las posibles sugerencias del textito? A mi me ayudaría a avanzar sobre mis propios límites.

Ana Muela Sopeña dijo...

1.-
Alguien va a tomar una copa a un pub. Supone que conocerá a otra persona. Pero no conoce a nadie y sigue caminando solo por la ciudad.

2.- Un encuentro casual entre un hombre y una mujer. Después del encuentro nada. Sólo vacío y soledad.

3.- Una persona consigue decorar su casa como quiere. Luego se da cuenta de que aunque esté bien decorada no tiene nada si vive solo en su piso.

4.- Alguien busca el misterio en los antros oscuros de la ciudad. Luego marcha hacia ninguna parte.

Estas son algunas de las cosas que tu breve poema me ha sugerido.

Viktor Gómez dijo...

Muchas gracias, Ana.

Ahora salgo disparado para el curro. Me resulta muy interesante lo que aporta una lectura otra.

buen jueves,

Un beset

Vík